Porfirio Medina presidió celebración por los 161 aniversario de Cajamarca

Escrito por
sábado, 3 enero 2015

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Porfirio MedinaEn una de sus primeras apariciones como presidente regional de Cajamarca, esta mañana, Porfirio Medina Vásquez, encabezó las actividades por los 161 años de creación política del Departamento de Cajamarca.

Desde tempranas horas participó en la Misa Te Deum, y posteriormente de la colocación de ofrendas florales, izamiento y desfile en la Plaza de Armas de la ciudad de Cajamarca.

De la ceremonia también participaron el alcalde Manuel Becerra Vílchez, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Cajamarca, Feliciano Vásquez Molocho, y otras autoridades locales.

Porfirio Medina, estuvo acompañado de los consejeros de Hualgayoc y Cajabamba, Manuel Ramos Campos y Juan Monroy, respectivamente, teniendo a su cargo el izamiento del emblema regional, recordando así un año más de autonomía departamental al desligarse de La Libertad un 03 de enero de 1854.

Durante la ceremonia se mencionó el heroísmo del Pueblo de Cajamarca encabezado por Toribio Casanova, Juan Antonio Egúsquiza y Pedro José Villanueva, quienes la mañana de aquel 03 de enero, tomaron las calles de la ciudad, reclamando Justicia y Autonomía Departamental, con la esperanza de alcanzar una vida mejor para un pueblo largamente postergado y sumido en el abandono por el sistema Político Centralista que agobiaba al Perú.

“Abajo la Dictadura, viva el Departamento de Cajamarca”, viril mensaje de Toribio Casanova retumbó una vez más en esta celebración, lo que pareciera tener plena vigencia en la actual coyuntura que vive nuestra región debido a conflictos sociales desatados por el interés desmedido del capital y el actual gobierno de Ollanta Humala de exterminar el recurso agua que cada vez es más escaso en nuestra región, solo con el afán de explotar minerales.

Cabe mencionar que, la gesta del pueblo cajamarquino del 03 de Enero, marcó el destino político del departamento, hoy región y constituye la fecha más importante de su historia republicana.