¡La ley Pulpín ha muerto!

Escrito por
martes, 27 enero 2015

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Ley PulpinPor: Segundo Matta Colunche: Ayer, el Congreso de la República derogó la cuestionada “Ley Pulpín” que amenazaba eliminar derechos de los trabajadores jóvenes. Rechazo contundente de la juventud peruana obligó para que 91 congresistas votaran a favor de la derogatoria, 18 mantuvieron su voto discriminatorio y 05 se abstuvieron.

Luego de 05 horas de debate, en Sesión Extraordinaria del Congreso de la República (convocada por el presidente Ollanta Humala Tasso) se derogó Ley del Nuevo Régimen Laboral Juvenil, denominada: “Ley Pulpín”, que amenazaba con recortar derechos laborales de los jóvenes trabajadores (18 a 24 años).

La cuestionada norma, aprobada al caballazo sin la participación de los principales involucrados (jóvenes), generó reacción de diferentes sectores de la sociedad peruana. Los partidos de la derecha reaccionaria en un afán oportunista se sumaron al descontento de la mayoría de la población, que en última encuesta de Ipsos Apoyo fue rechazada por el 72% de encuestados. Al inicio apristas, fujimoristas, ppkausas, la Confiep y los medios voceros de la derecha peruana tuvieron opinión favorable a la ley discriminatoria; sin embargo, éstas se acomodaron de acuerdo a la coyuntura. Hoy se autodefinen “defensores de los derechos de los trabajadores” cuando en la práctica su corazón ama a la explotación empresarial.

La “Ley Pulpín” nació muerta, no tuvo el respaldo ni siquiera de la bancada oficialista. Ayer de los 35 “nacionalistas” que quedaron, sólo 18 votaron a favor; el resto incluido la vicepresidenta Marisol Espinoza dio su voz por la derogatoria. Esta crisis gubernamental se incrementa con la renuncia del principal vocero nacionalista y cuadro del partido de gobierno, Sergio Tejada; quien en expresión de descontento afirmó que: “está insatisfecho con el gobierno de Humala por el giro que ha dado”, y además acusó “que el poder está centralizado en el MEF”. No queda duda que Humala utilizó a la población para llegar al poder y luego traicionó sus propuestas aliándose con la derecha y el poder económico.

A tan solo año y medio de culminar la gestión humalista, imbuido de un gobierno autoritario, y confrontado radicalmente con los sectores de izquierda, centro y de derecha; el desprecio por los sectores populares es evidente. Humala pasará a la historia sin un recuerdo importante a favor del pueblo peruano. Quedará en el recuerdo de los peruanos las deslegitimadas propuestas: Ley del Servicio Civil, Ley de Servicio Militar Obligatorio, la viabilidad de Conga, Ley Pulpín, y otros. También será recuerdo de los peruanos: El poder centralizado en la primera dama, Nadine Heredia; la Confiep; Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE) y las trasnacionales mineras, y auspiciado por el deslegitimado periodismo reaccionario.

Miles de jóvenes después de décadas se movilizaron multitudinariamente en 05 fechas de concentración, la última (26 de enero) fue la vencida. Estas se extendieron a provincias y con una convocatoria efectiva vía redes sociales que alcanzaron hasta huestes reaccionarias. Sin duda, acompañaron en esta jornada los movimientos sindicales como: La Central Única de Trabajadores del Perú (CGTP), Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (SUTEP), Federación de Estudiantes del Perú (FEP), FENTUSA, Rondas Campesinas, Frentes de Defensa, Partidos y Movimientos Políticos de Izquierda (Movimiento de Afirmación Social MAS, Tierra y Libertad, Partido Comunista del Perú Patria Roja, Ciudadanos por el Cambio, Gran Transformación, Democracia Directa, y otros). Asimismo, los parlamentarios: Jorge Rimarachín, Jhony Lescano, Mesías Guevara, Yehude Símon Munaro, Verónika Mendoza, Rosa Mavila, Manuel Damnert, y otros tuvieron un trabajo importante de acompañar a los jóvenes en ésta tarea por encontrar justicia.

Una derrota más a sus leyes populistas de Humala. La Ley Pulpín ha muerto.