La Gran Transformación, sí es posible

Escrito por
martes, 29 septiembre 2015

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Bandera del MASEscribe: Segundo Matta Colunche.- Encuesta publicada por GFK en el diario La República (27/09/15) abre el debate sobre las propuestas y programas de gobierno de los candidatos a las elecciones generales del 2016. El 37% de la población votaría por alguien que haga las cosas que Humala ofreció y no cumplió. Un 23% le genera todavía dudas; es decir, probablemente no votaría. La izquierda, con propuestas claras y reales podría avanzar a concretizar el sueño de millones de peruanos.

La derecha política, es la que muestra un evidente posicionamiento en cuanto a la aceptación de sus candidatos. Keiko, PPK, Alan y Toledo son las figuras más visibles de ésta contienda. La aceptación de ellos oscila entre el 34% y 4%, del primero al último. Para algunos analistas, que por cierto tienen el corazón reaccionario, el triunfo electoral del 2016 está más que cantado: “…la derecha seguirá gobernando el país”.

A la otra orilla, con mínimos niveles de aceptación se encuentran los candidatos de izquierda, progresistas o independientes. Los medianamente conocidos: Arana, Simón, Mendoza, Tejada y otros. Sacaron a Gregorio Santos de la precandidatura de izquierda, porque supuestamente la no presencia física en campaña, podría generar problemas de representación. Sin embargo, el clamor de las bases como los congresos provinciales del MAS en Cajamarca y el Encuentro Nacional Social en Chiclayo, exigen la candidatura del prisionero político (Goyo) en las próximas contiendas electorales.

Según GFK los peruanos no han visto mejoras en sus condiciones de vida: el 28% considera que ha subido los productos de primera necesidad (sueldos no alcanza); 26% percibe que la inseguridad ciudadana no se ha solucionado; que la corrupción pública sigue latente (8%); que no se ha resuelto los problemas del país (5%); que no ha mejorado los sueldos de los maestros, médicos y policías (5%); que hubiera más defensa de los intereses del pueblo en temas como minería, petróleo u otros recursos del Perú (4%); que hubiera obras de infraestructura para las regiones (3%); que hubiera programas económicos para las zonas rurales –créditos al agro– (3%); que la descentralización fuera efectiva y que no hubiera tanto centralismo (2%). En conclusión, el 84% de peruanos consideran que el gobierno de Ollanta Humala no ha solucionado sus problemas fundamentales. Temas al que la izquierda peruana jamás le ha pasado por alto.

¿Qué necesita la izquierda para empoderar sus propuestas? 1) Tener un Programa de Gobierno que recoja la problemática real de los peruanos y plantee soluciones, 2) Consolidar la unidad de los sectores de izquierda, progresistas e independientes a través de un solo partido político, 3) Avanzar a consolidar la democracia interna, con amplitud a todos los sectores, sin mezquindad ni miramientos, 4) Consolidar equipos de debate político y técnico, y 5) Generar espacios sociales y de comunicación para informar el Plan, Partido y Candidato. Necesitamos ponernos de acuerdo, las pequeñas diferencias no deben ser motivo para la división y el individualismo.

Queda claro, que en teoría siempre hemos combatido el sectarismo, oportunismo y arribismo. Siempre hemos pregonado que los hombre de izquierda somos “críticos y autocríticos”, y que, al margen de las diferencias debemos partir de la realidad. La realidad está allí, necesitamos deponer actitudes que no conducen a nada.

Es hora de avanzar, es hora de construir la unidad, es hora de partir de la realidad. Tenemos las mejores oportunidades para posicionar un candidato del pueblo, los estudios así lo demuestran. El 37% votaría por las propuestas de la Gran Transformación y un 23% están en duda. Conquistemos a los que dudan. La izquierda tiene cuadros, técnicos, dirigentes, militantes, simpatizantes que juntos alcanzarían a formar el ejército social para la Gran Transformación.