Resquebrajada salud de Gregorio Santos Guerrero

Escrito por
domingo, 7 agosto 2016

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

Gregorio Santos GuerreroEn comunicación con La República, el familiar que se ocupa personalmente de todos los asuntos de Santos, precisó que la Junta Médica que evaluó al líder del Movimiento de Afirmación Social (MAS) diagnosticó parálisis facial izquierda periférica; lo cual requiere un tratamiento médico y terapia física intensiva por un periodo de 30 días, tiempo que debe permanecer en reposo absoluto.

En tal sentido, Calva reconoció que el encierro de dos años a los que fue sometido su hermano en cumplimiento de una prisión preventiva, necesariamente causó estragos en su salud, que se evidencia por el adelgazamiento físico, pero que en nada mermó sus convicciones democráticas e ideales izquierdistas; y apenas recupere totalmente su resquebrajada salud se integrará de plano a sus actividades políticas.

“Por ahora, ‘Goyo’ no puede recibir visitas de ninguna persona, está en el calor del hogar, del cual estuvo alejado por el abuso del sistema de justicia de nuestro país, sometido a los más injustos vejámenes, siendo víctima de persecución política ordenada por el traidor de Ollanta Humala, pero jamás lograrán apartarlo del pueblo por el que siempre luchó, aun a costa de su vida”, subrayó Leider Calva.

De otro lado, el influyente dirigente del movimiento provinciano, Segundo Matta Colunche, deploró esta situación de Santos que retrasa el trabajo político que deberán emprender a nivel nacional apenas se recupere, “porque ha demostrado que pese a estar en prisión tuvo el favor de un 4% de peruanos en su candidatura presidencial, que creen en su propuesta de cambio en el país, capital que se debe a su identificación con los sueños de las clases más desprotegidas y la cerrada defensa del medio ambiente”.

El retorno de Santos a la gobernación regional de Cajamarca -reveló- dependerá de la decisión del Jurado Nacional de Elecciones y de las bases del MAS, porque todas las decisiones se toman orgánicamente.

Fuente: La República