Conmovedora carta del poeta bambamarquino al alcalde provincial Edy Benavides

Escrito por
domingo, 21 agosto 2016

Imprimir este artículo Imprimir este artículo

 

Britaldo Tirado MedinaEscribo esta carta ante la ausente respuesta a mi proyecto de publicación de libro. Comprendo con claridad lo compleja que es la cultura para los que llegan al poder, en muchos casos incomprendida. Me queda una desazón después de haber hablado con Ud. sobre su interés de trabajar por la cultura del pueblo, el arte la educación y el deporte al no ver nada hasta hoy. Hay una vieja reflexión que dice: “Si usted cree que la educación y la cultura es cara, pruebe con la ignorancia”.

Cuando veo autoridades como usted, siento al arte como el territorio de los desterrados, los huérfanos, los exiliados. Pero se equivoca, los Poetas y Escritores tenemos una llama ardiente en el corazón que se inflama para quemar todo lo perverso y corrupto y transformar desde las cenizas en un mundo justo.

En este sortilegio de la vida, ser poeta es una forma de denuncia; y como muchos que aman la cultura, sueño un día en que no prime la cultura de la viveza, de ofrecer mil cosas con el solo hecho de llegar al poder, y que cuando lo logran se encapsulan en su caterva de acomodar a vivos y allegados. Me imagino que cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto. Hay que aprender lo que dijo Cicerón: “Todos los hombres pueden caer en un error; pero sólo los necios perseveran en él”

No sé cuán difícil puede ser la administración para la honestidad. Pero la cultura no admite proyectos con diezmos, será por ello que nadie lo tome en cuenta. No ofrezca y si no puede cumplir, al menos deje constancia con una respuesta que no está dentro de su capacidad. Las falsas promesas matan los sueños, cuidado con eso de “Sueña bonito, el papel aguanta”.

Me da pena su palabra empeñada, “no es de caballero”. Por si olvida el pasado de vez en cuando refresque su memoria con sus propuestas vertidas en campaña. Vea cuanto ha cumplido a la actualidad. Cumpla en algo con lo ofrecido. No manche la historia, no haga que el pueblo se vuelva homofóbico a su gestión. El pueblo puso su esperanza para marcar diferencia con otros políticos, pero veo que va por rumbo contrario. Dice un viejo adagio “Se puede engañar a todos poco tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo”. Es cierto una cosa es mirar del ruedo y distinta es estar dentro. “Cuando se tiene 20 años, uno es incendiario, pero después de los 40 se convierte en bombero”. Hay que saber aquilatar las críticas.

Me preocupa cuando veo crecer la corrupción. No olvide 3000 millones se pierde al año en el Perú por corrupción, no sea un contribuyente más de esa lacra, mire a su alrededor. No hay asesores de políticos, en estos tiempos solo se ven especialistas en cubrir las espaldas de las cuentas bancarias. Mire como acabaron algunos ex gobernantes de mi país.

Le es difícil entender que las grandes civilizaciones sobresalieron por su cultura, no por cosas amorfas o superfluas. Pero “El arte no es cuestión de entender, sino de sentir y vivirlo. La emoción tiene que estar ahí”. ¿La verdad no sé qué se sentirá dándole al pueblo adormecimiento por cultura?

Para mí un libro perdurará más que usted y yo. Un libro es como un jardín que lo llevas en el cerebro. Los libros y los ignorantes son incompatibles. El libro es la parte más atractiva de los inteligentes. Un libro vale por diez mil fusiles, eso usted no lo va entender. Ni siquiera va entender esto: que “Entre los residuos humanos, el más moderno es ese pastizal de botellas, envases pringados, preservativos y vomitonas ácidas que dejan ahora los jóvenes después de cualquier concierto o fiesta de la cual usted es muy amante de organizar o apoyar. Se puede pensar que ese estercolero es lírico y que ha proporcionado gran placer a muchos cuerpos felices, como el polvo de las estrellas errantes en las noches de verano. Eso no es más que una basura cósmica iluminada ante la cual se formulan deseos. Mientras otros limpian sus despojos, uno llega a la conclusión de que la propia basura es la ley más rigurosa con que los de arriba someten a los de abajo siguiendo las reglas de los palos del gallinero”

Frente a todo lo vertido, SOLICITO DEVUELVA MI PROYECTO DE LIBRO. Los derechos de autor se respetan. Su silencio administrativo de medio año al no darle tramite de su oficina me da la impresión que me ha jugado una burda burla y frente a ello no puedo quedarme en silencio. El escritor tiene un compromiso con su pueblo, con sus principios y consigo mismo, no se rige bajo esos mandamientos de escribir, mendigar o poner su pluma de rodillas ante nadie”.

Atentamente

___________________________________

Britaldo Tirado Medina

POETA Y ESCRITOR

Cortesía Fotos Internet.