10 julio 2019 »

El Cóndor que lloraba sangre

Cuentan nuestros antepasados que en el cerro «EL PARANDAY», situado en el complejo de «Ventanillas» de Bellavista, vivía un Cóndor gigante que era el fiel y celoso guardián de un «Perol de oro». Ocultase en el interior del cerro encantado; salía de vez en cuando y se posaba en la cima del cerro y ante la mirada de los habitantes del lugar, lloraba sangre.

Cuando los españoles llegaron a esta región, tuvieron noticias de que en las entrañas del «PARANDAY», existía un misterioso santuario lleno de riquezas, entre ellos un perol de oro. La ambición condujo a los españoles hasta dicho lugar. Cuán grande fue su sorpresa al ver al gigante y raro animal posado en la cima del cerro. Al verlos, el Cóndor lloró, gruesas y pesadas lágrimas de sangre rodaron de sus ojos. Los españoles hicieron uso de sus armas, pero no lograron su objetivo; el Cóndor se lanzó violentamente contra ellos y los despedazó.

Cuentan los mayores que en el año 1829, ocurrió un cataclismo; el cerro «PARANDAY», se partió y las dos ventanas exteriores se abrieron, entonces de una de ellas salió un gigantesco «PEROL DE ORO», cuyo resplandor iluminó el espacio por un instante. El perol fue a caer unos 500 metros hacia abajo, junto al río contaminado que baja de Hualgayoc  , en el lugar llamado «KUÑAKC». La fuerte caída hizo un hoyo de 10 metros de profundidad, el cual hoy forma parte de una catarata poco conocida por los visitantes. Desde aquel entonces, el Perol de Oro desapareció en el fondo del hoyo y el Cóndor que lo cuidaba luego de llorar sangre, levantó raudo vuelo hasta perderse en el infinito para nunca más volver. Al desaparecer el Cóndor, los descendientes de los españoles poseídos de una insaciable sed de riqueza igual que sus padres, treparon el cerro, penetraron en él y arrasaron con todo lo que había dentro. Así fue saqueado el famoso santuario del «PARANDAY».

Recopilación César Mejía

 

Otras noticias

Foto de Un año siguiendo a las maras

CULTURA

El coronel no tiene quien le escriba

El título resume prácticamente el argumento de esta novela de Gabriel García Márquez, publicada en 1961. El coronel (su nombre y apellidos nos son desconocidos, pues... 

Aves sin nido

Don Fernando Marín, minero, y su esposa Lucia se identifican plenamente con el sufrimiento de los indios de Killac; cooperan con el dinero al Indio Juan Yupanqui... 

César Vallejo: «Yo nací un día que Dios estuvo enfermo»

César Abraham Vallejo, el más grande poeta nacional, nació en un pueblito serrano del norte llamado Santiago de Chuco en 1892, pero murió lejos de su patria, un viernes... 

Turismo

Ventanillas de Bellavista

La distancia a este lugar es de aproximadamente 30 minutos en carro hasta... 

El Cóndor que lloraba sangre

Cuentan nuestros antepasados que en el cerro «EL PARANDAY»,... 

Capilla Colonial de Chulipampa

Ubicada al sur-oeste de la ciudad de Bambamarca, en la margen derecha...