18 febrero 2019 »

La guerra y la paz

Obra maestra de vigencia indiscutida, «novela de las novelas», mito cultural, Guerra y paz ocupó seis años de exhaustiva labor literaria a León Tolstoi (1828-1910). En el prólogo a la obra, Víctor Andresco pone de relieve el afán totalizador de esta novela en la que el autor tuvo como objetivo recrear la vida del hombre. Es por ello que en esta obra única todos los personajes, sea cual sea su importancia en ella, reciben un tratamiento tan atento como los propios hechos históricos o cotidianos en que se ven envueltos. El resultado es una novela que sumerge al lector en la corriente de la vida, deparándole una experiencia singular y transformadora que no tiene parangón en la literatura.

Argumento literario

Clásico de la literatura universal cuya lectura no defrauda, es insuperable, y cuya fama hace justo honor a su grandeza. Las mil historias que se desarrollan en sus páginas, la hondura de los planteamientos morales o sociales que se plantean, embargan al lector, lo elevan en un torbellino que sólo lo devuelve al suelo al concluir la última página. La guerra y la paz (1865-1869) es sin lugar a dudas una obra cumbre de la literatura universal que se vale del símbolo en medio de un realismo detallado. Su contenido trasciende la historia del pueblo ruso al transmitir mensajes profundamente universales.

La acción de la novela transcurre entre 1805 y 1820. Narra las vidas y vicisitudes de los componentes de varias familias aristocráticas rusas entre 1805 y 1815, durante las guerras napoleónicas. El libro alterna la descripción de la brillante pero tal vez vacía vida de la aristocracia moscovita y peterburguesa: las cenas, los bailes, las partidas de caza, con la dura pero feliz vida en el frente, con precisas descripciones de las batallas de Austerlitz y Borodinó.

De tono épico heroico constituye una mirada a la sociedad rusa durante la época de la invasión napoleónica. Por una parte, acomete la empresa de retratar a una serie de personalidades históricas entre ellos el propio Napoleón Bonaparte o el emperador Alejandro Pavlovich y por otro crea vivísimos personajes de ficción. A través de finas caracterizaciones tanto físicas como psicológicas Tolstoi retrata no tipos sino caracteres profundamente humanos en sus virtudes y defectos.

Además, el escritor asume en su obra el relato de batallas importantes y, lo que es vital, retrata la vida aristocrática tanto familiar como cortesana, esencialmente a través de dos familias contrastantes los Rostov y los Bolkonski. Pierre constituye el vínculo entre estas dos familias opuestas en sus temperamentos y visiones del mundo, es así símbolo del mundo sencillo y esencia del alma rusa.

Pero naturalmente, la novela va más allá de la mera descripción costumbrista y brillan en ella las disquisiciones morales, a veces puestas en labios de los personajes, a veces en boca del propio autor. Agrada la mezcla acertada de cierto pesimismo que transpiran los personajes, que se muestran insatisfechos, desilusionados, incluso cínicos; con la idea de que, a pesar de todo, la esperanza subsiste y el hombre jamás se puede librar de ella, pues siempre, entre las ruinas de sus ilusiones, encuentra los materiales con los que construir ilusiones nuevas.

Junto a los personajes de ficción, a los que se considera tradicionalmente como auténticos sostenes de la trama, aparecen numerosos personajes históricos, menos definidos y quizá menos «humanos»: el emperador Napoleón I, el emperador ruso Alejandro I y el general Kutúzov.

Importancia de la novela

En capítulos de hondura filosófica Tolstoi reflexiona agudamente acerca del significado de los procesos históricos y el lugar del hombre en estos. Según él, las motivaciones anónimas protagonizadas por las masas, así como los pequeños actos de heroísmo personal pueden ser más determinantes en el devenir de una guerra (o de la historia) que los actos promovidos por los líderes reconocidos.

Pese a mostrar los espantos de la guerra y una fina conciencia de las faltas humanas es La guerra y la paz una obra de gran optimismo contraria así a Ana Karenina donde la heroína sucumbe asfixiada por las convenciones de su tiempo. Obra de hondura dialéctica desde su mismo título, La guerra y la paz, permite apreciar como la muerte en su inminencia devela el sentido y la belleza de la vida.

Carácter antibelicista de la obra

Resalta en esta obra el marcado carácter antibelicista de la misma. Tolstói conoció de primera mano las miserias de la guerra y tanto en “Guerra y paz” como en otras obras, plasmó la idea de lo atroz de enfrentar hombres contra hombres en aras de unas ideas que ni sus propios promotores alcanzan a comprender.

En la novela, Tolstói promulga la idea de que toda la historia de la humanidad es fruto del más puro azar. Las grandes batallas que el autor describe son igualmente fruto del azar y su explicación sólo puede ser dada a posteriori, a la luz de los acontecimientos ya acaecidos. Entonces es cuando los generales y próceres de la patria arriman el ascua a su sardina para dejar constancia de su saber hacer y conseguir medallas y méritos. Para Tolstói, los verdaderos héroes de toda guerra son los soldados anónimos que pusieron sus vidas en manos de la fortuna para el desarrollo del acontecer histórico, que sangraron, sudaron y temblaron, pero de cuyos esfuerzos la Historia no tomará constancia.

 

Otras noticias

Foto de Un año siguiendo a las maras

CULTURA

El coronel no tiene quien le escriba

El título resume prácticamente el argumento de esta novela de Gabriel García Márquez, publicada en 1961. El coronel (su nombre y apellidos nos son desconocidos, pues... 

Aves sin nido

Don Fernando Marín, minero, y su esposa Lucia se identifican plenamente con el sufrimiento de los indios de Killac; cooperan con el dinero al Indio Juan Yupanqui... 

César Vallejo: «Yo nací un día que Dios estuvo enfermo»

César Abraham Vallejo, el más grande poeta nacional, nació en un pueblito serrano del norte llamado Santiago de Chuco en 1892, pero murió lejos de su patria, un viernes... 

Turismo

Ventanillas de Bellavista

La distancia a este lugar es de aproximadamente 30 minutos en carro hasta... 

El Cóndor que lloraba sangre

Cuentan nuestros antepasados que en el cerro «EL PARANDAY»,... 

Capilla Colonial de Chulipampa

Ubicada al sur-oeste de la ciudad de Bambamarca, en la margen derecha...